martes, 26 de enero de 2016

"Plaga" (Michael Grant)

¡Hola, amores! Poco a poco voy llegando al fin de la saga Olvidados, a falta de dos libros por leer, hoy os traigo su cuarta entrega: Plaga

Título: Plaga

Título Original: Plague

Saga: Olvidados

Libro: 4

Autor: Michael Grant

Año: 2011

Editorial: Molino

Páginas: 448

Sinopsis: Han sobrevivido al hambre. Han sobrevivido a las mentiras. La situación sigue complicándose, y el horror distópico va en aumento. Aunque pese a la agitación que han dejado tantas batallas, luchas de poder y divisiones furiosas, se da una calma momentánea en Perdido Beach. Pero los enemigos en la ERA no se desvanecen, y, amparadas por la tranquilidad, las criaturas mortíferas se mueven, mutan y logran liberarse.

La Oscuridad ha logrado por fin alcanzar la mente de su Enemigo y lo controla a través del delirio y la confusión. Una enfermedad fatal muy contagiosa se extiende a una velocidad alarmante, y unos siniestros insectos depredadores aterrorizan Perdido Beach. Sam, Astrid, Diana y Caine están plagados de dudas: no saben si conseguirán escapar, o sobrevivir siquiera, a la vida en la ERA.

LIBROS ANTERIORES
2. HAMBRE

NOTA: PUEDE CONTENER SPOILERS DE LOS LIBROS ANTERIORES

RESEÑA

Estoy acabando bastante cabreada con esta saga: los dos primeros libros me engancharon muchísimo y, sin embargo, a medida que van sucediéndose las novelas, la historia comienza a volverse bastante repetitiva: pasa x cosa que hace que los protagonistas tengan que salvar la ciudad y, cuando lo han hecho, algo nuevo aparece. 

En esta ocasión, Sam y sus amigos tendrán que encontrar la manera de acabar con, por un lado una extraña gripe que va matando a todos poco a poco y, por otro lado, unos insectos radioactivos que ¿lo habéis adivinado? también te matan. ¡Todos muertos! 
Pero no, no es la trama lo que me ha sacado de mis casillas de tal forma que he acabado con ganas de estampar el ebook contra una pared, que al fin y al cabo está muy bien escrita y te deja con ganas de seguir leyendo; no, es la historia de amor entre Sam-Astrid por un lado y Caine-Diana por el otro, el primero es un dramón de la leche: "oh, mira, nos estamos muriendo todos por diversos factores pero qué drama, Astrid no se quiere acostar conmigo". El segundo es todo lo contrario: "oh, mira tenemos de todo en nuestra isla, vamos a pinchar como conejos sin ningún tipo de protección, total ¿qué podría pasar? 

Por fortuna, no todo es malo en este libro, hay algo que me ha gustado muchísimo: por fin tenemos capítulos (pocos) dedicados al pequeño Pete, el hermano autista de Astrid. Es verdaderamente maravilloso leer algo desde el punto de vista con autismo, simplemente ves el mundo bajo unos ojos completamente diferentes, es algo maravilloso. 


En resumen esta cuarta entrega de la saga Olvidados me está haciendo dudar si continuar y leerme los dos libros que me quedan (y acabar con un colapso nervioso bastante profundo) o darla un tiempo y seguir con ella más tarde, acabando en esa lista de "sagas que empecé y no acabé"



No hay comentarios:

Publicar un comentario