martes, 1 de diciembre de 2015

"Hotel Transilvania 2" (2015)

¡Hola, mis queridos lectores! Hace mucho que no traigo una reseña de una película así que, aprovechando que me toca estar de niñera, me he puesto a ver, por curiosidad más que por otra cosa, la segunda parte de la película de animación Hotel Transilvania. 

¡Allá vamos!

Título: Hotel Transilvania 2

Título Original: Hotel Transylvania 2

Año: 2015

Duración: 89 min

Director: Genndy Tartakovsky

Con las voces de:
- Adam Sandler: Drácula
- Andy Samberg: Jonathan
- Selena Gomez; Mavis
- Kevin James: Frankestein
- Steve Buscemi: Hombre Lobo
- David Spade: Hombre Invisible
- Cee Lo Green: La Momia
Asher Blinkoff: Denis
Mel Brooks: Vlad
Nick Offerman: Mike
Megan Mullally: Linda

Sinopsis: Todo parece mejorar en el Hotel Transilvania. La rígida norma establecida por Drácula de “sólo para monstruos” se ha suprimido y se aceptan también huéspedes humanos. Lo que preocupa al conde es que que su adorable nieto Dennis, medio humano y medio vampiro, no dé señal alguna de vampirismo. Aprovechando que Mavis ha ido a visitar a sus suegros humanos, Drácula recluta a sus amigos Frank, Murray, Wayne y Griffin para hacer que Dennis pase por un campamento de “entrenamiento de monstruos”. Lo que ignoran es que Vlad, el gruñón padre de Drácula, está a punto de llegar al hotel. Y cuando descubra que su bisnieto no es de sangre pura y que los humanos pueden frecuentar el establecimiento las cosas se complicarán.

NOTA: Aquí puedes ver la reseña de Hotel Transilvania

RESEÑA

Normalmente las segundas partes de las películas, y más si son de animación, no suelen ser buenas, pero, no es el caso de "Hotel Transilvania 2"; no me malinterpretéis, no es un peliculón pero supera bastante a su predecesora. 

La película nos sitúa unos años después de los sucesos acontecidos en "Hotel Transilvania", Mavis y Johnny ahora están casados y tienen un hijo, Denis (que parece uno de los hermanos de Mérida de "Brave"). Ahora Mavis es una madre sobreprotectora y Drácula, al ver que su nieto no tiene ningún tipo de poder vampírico, aprovechará las vacaciones que los padres de Denis se toman para que Mavis conozca a fondo el mundo humano para intentar convertir al niño en todo un monstruo. Aunque la cosa se tuerce bastante y, resignado, Drácula vuelve al hotel. Allí, a su vuelta, Mavis y Johnny celebran el quinto cumpleaños del pequeño Denis, a esta fiesta Mavis invita a su abuelo Vlad, un vampiro chapado a la antigua que descubrirá que no es tan malo que humanos y monstruos sean amigos. 

Como he dicho al comienzo del post, "Hotel Transilvania 2" está lejos de tener el mismo nivel que Pixar y Dreamworks pero, al menos, tiene un argumento sólido y no es una serie de escenas "graciosas" una detrás de otra para que los niños se rían y no se aburran. 
He de decir que Denis me ha parecido de lo más adorable, soy fan de este pequeño que quiere aprender a volar para ser un superhéroe como Batman, simplemente achuchable.

Mavis, la cual era y sigue siendo mi personaje favorito, sufre una evolución: ya no es una adolescente vampira que no ha visto el mundo más allá del hotel, sino que es una madre (demasiado) protectora pero, a la vez, sigue siendo curiosa con respecto a las cosas humanas que va descubriendo a lo largo de la película. 

Eso si, lo que más me ha llamado la atención es la "sutileza" con la que Sony, la productora, ha metido publicidad de sus productos: los monstruos que no tienen ni idea de las cosas humanas dominan los móviles Sony Xperia con una maestría alucinante y lo mismo con las televisiones y los portátiles. Soy fan absoluta de ello. 

En resumen: Hotel Transilvania 2 es una película ideal para pasar el rato en casa con los más pequeños de la casa. 


Para terminar el post os dejo con la canción I'm Love With a Monster del grupo Fith Harmony y perteneciente a la banda sonora de la película. 



Espero que os haya gustado esta reseña, ¡nos vemos en la próxima! 



1 comentario:

  1. Vale mucho la pena, disfrutas un buen rato con tus peques. Definitivamente Hotel Transylvania 2 supera con creces a su predecesora, ofrece al público entretenimiento y diversión a partes iguales, mientras nos enseña una lección: no importa de dónde vengas, ni por qué eres diferente. Lo que de verdad cuenta, es saber aceptar a los demás tal y como son, sin querer imponer nuestro modo de vida. Una moraleja que mucha gente aún no ha aprendido a llevar a cabo en la vida cotidiana.

    ResponderEliminar